Hagamos un ejercicio de imaginación…

 Autor: Averno (Club Gordo)

¿Os imagináis que cada fin de semana vais a un club ahí to farruco, y os ponéis ahí en vuestro reservado VIP con las cachimbas y la botellita con bengalas, mirando por encima del hombro a los chavales y chavalas que están bailando en la pista los veinte Hits de Spotify que está poniendo el Dj de primera hora?

¿Y os imagináis que después de la actuación del “Dj RRPPRResidente” se ponga a “pinchar” un invitado que cobra más que tú en medio año cuyos conocimientos musicales no le dan para tapar el agujero de una flauta pero que está ahí porque es Influencer, o hijo de no sé quién, o cualquierotramierda?

¿Y os imagináis que las transiciones entre tema y tema, en lugar de ser mezclas curradas, fueran bajones de fader, agarradeta de micro y speech del “DJ” diciendo cosas cómo: “Make Some Fucking Noise Murcia” o “No se os escucha Puerto Hurraco” o “Hay un Fiat Multipla mal aparcado en la puerta trasera y no puede descargar el camión de Bitter Kas”.

¿Y os imagináis ahí posando para que os hagan una foto luciendo palmito con las camisitas, el cubata en la mano, el dedo pulgar levantadito? “BUA QUE FOTON LOCO! COMO SE NOTA EL GYM”

¿Y os imagináis volviendo a casa con todo el pelo lleno de confetti, el estómago lleno de garrafón, los oídos llenos de moratones ante el constante ataque sonoro, y la cartera llena de vacío existencial?

¿Y os imagináis que el equipo de marketing del club, para atraer gente, utilizase técnicas avanzadas de captación de clientes como “Chicas Gratis”?

¿Y os imagináis que el público en lugar de ofenderse porque traten a las mujeres como mercancía, se alegrase y diera support a esas actitudes con frases como: “Para nosotras mejor, así no pagamos” o “Para nosotros mejor, así está todo lleno de chochitos”?

¿Y os imagináis que además de todo eso, hay peleas por motivos tan lícitos como “ha mirao a mi novia” o “me ha pisao al pasar”?

¿Y os imagináis volviendo a casa con todo el pelo lleno de confetti, el estómago lleno de garrafón, los oídos llenos de moratones ante el constante ataque sonoro, y la cartera llena de vacío existencial?

¡Menos mal que todo esto es un ejercicio de imaginación y no la vida real…porque menudo asco sería vivir en un mundo donde miles y miles de personas apuestan por ese tipo de ocio cada fin de semana y además cuentan con mejor imagen en los medios de comunicación y mejor trato con los políticos que los clubs de electrónica! Menudo asco sería que los medios masivos de España y las instituciones políticas tratasen a la música electrónica de vanguardia como el rival a batir o la banda sonora perfecta para yonkis y hooligans!

Qué duro sería ver cómo se conceden permisos y hasta subvenciones a fiestas populares de pachanga barata y requemada y convirtiendo las ciudades en lugares sin ley durante unos días tras haberse pasado el año castigando los locales de ocio electrónico y pretendiendo convertir los barrios en meros dormitorios.

¡Menos mal que en España valoramos las propuestas diferentes donde se trata la música electrónica como un componente cultural de vanguardia!

* Extraído de DJ Mag Es 090