Preguntamos a Michel de Hey cosas que poco o nada tienen que ver con la electrónica…

¿Cuándo fue tu última mentira y por qué?

Probablemente a mi hija diciéndole que no sabía dónde estaba el iPad, ¡por suerte aún quedan varios años antes de que lea esto!

¿Qué es aquello que siempre quisiste que te preguntaran pero que nadie ha preguntado?

Tu música es increíble … ¿puedo donarte un millón de euros?

El momento más vergonzoso de tu vida …

Bueno, podría llenar un libro… la última vez fue porque me sentía demasiado vago para ir al peluquero, estaba hablando con el Departamento de Almacenes como si fuera el famoso mago holandés Hans Klok… ¡y esto no es un cumplido! Pero, en cuanto al ámbito musical, estuve en Ibiza hace mucho tiempo y esto fue después de una noche de tocar en Space para Carl Cox. Estábamos conversando con Carl, su manager, su booker y otro DJ que no recuerdo. Estaban hablando de Carl y entré en la conversación diciendo «Sí, hombre, ¡Carl Craig es realmente bueno!» Era hora de irse a dormir…

¿Qué es lo que te gustaría robar, pero nunca robaste?

Salir de un restaurante y no pagar, nunca lo hice por razones obvias porque mi padre solía tener uno. Pero, a mayor escala, tal vez un barco bonito con unos 25 miembros del personal y todo, ¡suena muy bien!

¿Cerveza o vino?

El vino tiene mucho más sabor para mí, y nunca he sido de beber cerveza, ni en mi adolescencia tampoco. Sin embargo, hay dos pequeños problemas, uno es que los bares tienen vinos horribles y, en segundo lugar, si trato de seguir el ritmo de los que sí beben cerveza, ¡me emborracho mucho más rápido que ellos!

* Extraído de DJ Mag ES 106