Presentamos un exclusivo 5 Tracks con Maayan Nidam, antes de su actuación en MUTEK X

Esta tarde empieza MUTEK X, la décima edición del festival boutique por excelencia de nuestro país. En medio de la vorágine de actuaciones que se espera en la Ciudad Condal, hemos convocado a Maayan Nidam para que nos haga una selección de los 5 tracks que más la han influido en su carrera. Su set tendrá lugar en el programa de Nocturne 1, en Nitsa/Astin, el viernes 8 de marzo.

La música de Maayan Nidam hace un reclamo auténtico a la diversidad: crecer en Tel Aviv, la canción tradicional mediterránea, judía, árabe y de Europa del Este flotaba en el aire junto a éxitos pop y baladas de rock; los viajes mundiales juveniles agregaron más capas a la mezcla, llevándola a los clubes clandestinos de Berlín, donde su sensibilidad global se arraigó en el techno.

 

Baby Ford
‘One For Sorrow’
[Background]

Recuerdo pedirle a un amigo que me llevara a un bolo que tenía en otra ciudad. Era un camino largo, así que para echar el rato puse mixes que había grabado en casa y cuando salió este track, le comenté que era mi mayor inspiración a la hora de componer música, a lo que mi amigo – que también es DJ – replicó con desgana “¿Esta?”.

Entendí su confusión, ya que no había elementos obvios que destacasen, además de la voz etérea y la línea de bajos pegadiza que aparece de vez en cuando, sin llegar a quedarse. Al escucharla en los altavoces del coche, era imposible para mi compañero de viaje absorber las frecuencias neblinosas y sus atisbos emborronados de melodías que presenta este track, y que sí estaban fijados a mis oídos por pura memoria y apego.

Para mí esta “neblina” de platillos de larga apertura, creados eléctricamente, tenía tanto significado como cada momento melancólico vivido, expresado casi de forma cinemática, contando una historia que no podría contarse con palabras. estoy casi segura de que no soy la única que le da un gran significado a esta canción, ya que se consideraba rara o al menos difícil de encontrar durante muchos años, antes de que se publicara su reedición a finales del año pasado.

 

DJ Slip
‘Bushwick Birds’
[Kanzleramt]

Las producciones de DJ Slip tienden a dar siempre algo más; aquí, el “regalo” está en todos los tracks y, cada vez que escucho este disco, sube el nivel y con él, mis expectativas de la música que se pone y va a ser escuchada.

A finales de los 90, cuando iba a pequeñas raves underground en Tel Aviv, a escuchar a los DJs que dieron forma a mis estándares, empecé a añadir discos de techno a mi colección de vinilos, teniendo siempre en cuenta ese “extra” en cada disco que añadía.

 

Dimbiman
‘V’
[Perlon]

En el verano de 2003, me estaba quedando con mi hermana y una amiga en el centro de Manhattan (Nueva York). Cada día, visitaba una tienda de discos diferente, haciendo digging por toda la música que tuvieran que ofrecer. No me acuerdo estar buscando nada en concreto y con solo dos años pinchando discos a mis espaldas, no me identificaba con ninguna escena en concreto.

Estaba comprando cosas minimal techno, acid house, breakbeats, d&b, jazz y incluso algunas herramientas de scratching de Turntable Lab. Un día estaba en la ya desaparecida tienda Sonic Groove y me llevó 20 segundos de escuchar ‘V’ antes de abordar al dependiente de la tienda, diciéndole: “¡Esta música! ¡¿Tienes más de esta música?!”. No tenían, ya que en el momento era un sonido relativamente nuevo, que empezaba a burbujear en EEUU con los sets de Magda o Richie Hawtin en el PS1 del MoMa, donde escuché las dos primeras veces ‘Easy Lee’ de Ricardo Villalobos, un par de meses antes de su release en el álbum pionero ‘Alcachofa’. Esta estética de sonido era nueva para mis oídos, le dio propósito a mi búsqueda y un salto en mis pasos en este gran viaje.

 

Omar S
‘A-Victim’
[FXHE]

Siento una hermosa emoción que me devuelve a 2005, cuando iba por ahí con Shaun Reeves, Ryan Crosson y Ryan Eliot a un sótano de Detroit, que tenía el genial nombre Tesh-Club, y que se encontraba bajo la casa que compartían Lee Curtis y Seth Troxler, que en esa época se hacía llamar Young Seth y publicaba trabajos en FXHE.

Los días y noches que pasamos en ese sótano, pinchando discos, escuchando producciones y hablando tonterías sin parar tuvo una influencia sin precedentes en mi percepción de la música electrónica como fuerza de unión, pensada para compartir y para conectar.

 

Terrence Dixon
‘Change’
[Children Of Tomorrow]

Cuando me pidieron preparar esta lista, estuve pensando que tenía que poner un disco de Terrence Dixon, pero es muy difícil elegir solo uno, ya que suelo pinchar muchos discos de su prolífico repertorio de trabajos.

Si seguís mis sets, probablemente hayáis oído ‘Multiply’ publicado en Thema, o su remix de ‘Vicari Street’ de Andrea Festa en alguno de mis sets más recientes. Además de esos trabajos, más actuales y algunos de mis favoritos, a menudo llevo conmigo sus releases en Tresor, Background o como Population One, en su propio sello Reduction. Este track, ‘Change’, publicado en Children Of Tomorrow, estaba en mi podcast para XLR8R de 2017 y lo escogí por su capacidad de transferir al oyente, de forma casi instantánea, a un espacio y tiempo diferentes – un viaje de los buenos.

Lee esta entrevista, en inglés, aquí/Read this interview in English here.