Música con alma. La fiebre del directo

Nathy Peluso es reina de las vigilias, y de los escenarios. Su enérgica voz ha logrado seducirnos y el fuego que emana de su cuerpo en sus directos, enamorarnos.

La argentina con base en Madrid lleva el ritmo en las venas, y su concepción musical no entiende de géneros o etiquetas. Precisamente esa valentía en su voz y su amplio bagaje musical, fueron los responsables de que sus covers conquistaran las redes. Un pequeño gran comienzo.
Y es que, a pesar de su corta carrera, Natalia ha logrado demostrar que no existen barreras para ella. Hip hop, jazz, blues, soul son solo alguno de los registros en los que se mueve como pez en el agua.

Pero lo que verdaderamente nos enamora es su presencia, su fuerza en el escenario. Por algo será que tanto Sónar como FIB Benicassim (el próximo 22 de julio) hayan contado con su enérgico directo. El EP ‘La Sandunguera’ es el nuevo proyecto de Nathy Peluso; un proyecto que ella misma describe como un intento de hacer “música sincera”. Un proyecto con el que pretende expandirse y hacernos sentir… desde pena, hasta alegría.

Hola Nathy, vamos al grano:La Sandunguera’ es toda una declaración de intenciones. Consigues dar vida a un EP que marca un punto de inflexión en tu creación. Es conceptual, el diálogo es potente, y avanza con fluidez y cohesión por un hilo conductor sólido. Al final, facetas de tu propia personalidad. ¿Cuál era tu meta con este proyecto? ¿Crees que está siendo alcanzada?

Mi meta con este proyecto fue puramente la de hacer música y que fuera música sincera. También quise mostrar mi versatilidad, reafirmarme en que no pertenezco a ningún genero en concreto. Una pequeña carta de presentación. Siempre la meta que me propongo es alcanzada, pero no me conformo, quiero más.

Realmente es como si todo lo anterior hubiese sido una simple llamada de atención para tenernos al tanto: “Ahora que sabéis que estoy aquí, quiero dejaros claro quién soy en realidad”. ¿Es así? Nathy Peluso es mucho más que swing, jazz, soul o hip hop. Pero a ojos de Nathy Peluso, ¿quién es Nathy Peluso? 


Nathy Peluso es Nathy Peluso, soy yo, me amo, me admiro, me respeto y me exijo, como persona y como artista. No hay nada que me conforme que no dé al mundo; al bañarte de mi propuesta te estoy mostrando mi interior, mi pureza y mi pasión por la música. Me redescubro en mi interior continuamente cuando canto.

Aunque la cultura musical española siempre se ha dejado impregnar por los ritmos latinos, actualmente estamos presenciando una cálida acogida de estos estilos, hasta el punto en que la sociedad española los integra entre sus propios elementos culturales. Ahora, la cultura musical española adopta estos rasgos culturales latinos e incluso se mimetiza con ellos. ¿Qué opinas sobre esta afirmación, y a qué fenómeno o fenómenos atribuirías este hecho?

La música latina tiene el sabor, el amor, la actitud, la confianza, la alegría, el sexo, la pasión, la garra. Me llena de orgullo que la música de mi continente viaje hasta acá y ejerza influencia. Pero la verdad es que en lo que viene siendo lo mainstream, me parece que está puramente utilizado para aprovecharse del tirón que tiene lo latino ahora, como si fuera un disfraz. Considero que a la música en general, venga de donde venga, hay que respetarla, de la mano de su procedencia y de su historia. La música es de todos, venga de donde venga, y si nos llega, deberíamos cuidarla, es como un tesoro.

La escena musical española siempre ha sido subestimada por los medios de comunicación. Hace no muchos años, recuerdo que uno de los problemas del periodismo musical era esa tendencia anglófila, que percibía mayor valor en lo anglosajón que en lo propio. Sin embargo, actualmente vemos como lo español toma voz propia.  ¿Cómo observas tu la escena musical en España? 


La observo bastante pobre y realmente carente de mucha profundidad.

En España siempre ha habido un cierto rechazo por la música negra, a pesar de que siempre se ha mantenido en el top de la industria musical. Hoy esto está cambiando, y en parte gracias a artistas como tú, y también a un potente esqueleto de jóvenes profesionales de la información que están intentando revolucionar los medios. ¿Esperabas el apoyo y la acogida nacional que está tendiendo tu música? ¿No te daba un poco de “mal rollo” atreverte a sacar esto último, sobre todo cuando ya mediáticamente muchos te etiquetaban como “rapera”?

No tengo miedo y menos a hacer la música que mi corazón siente. En ningún momento compongo para satisfacer a alguien y menos a los medios. Yo hago MÚSICA, no entiendo ni de etiquetas ni de ningún tipo de barreras.

Ahora me gustaría comparar a la tierra madre con, digamos, la que para ti es adoptiva (España), en términos de oportunidades. Se sabe que a España te atrajeron motivos personales, pero: ¿Qué es lo que te hace quedarte? ¿Qué es aquello que te aporta España que no encuentras en tu tierra natal?

España es mi lugar de residencia porque aquí reside mi equipo ahora mismo, pero yo pertenezco al mundo, siento nostalgia por mis raíces, sobre todo a la hora de la comunicación, pero, aprendo de todo lo que me rodea y realmente, sé que el futuro me depara seguir siendo nómada, viajando y nutriéndome de diferentes culturas.

Tenía muchísimas ganas de presenciar un directo tuyo y tuve la oportunidad de verte en la Pradera de San Isidro, junto a los chicos de Big Menú. Aquello fue realmente espectacular, la fuerza que irradiabais se transmitía al público, y se notaba que entre vosotros había una relación más que profesional. Pero salí preguntándome si alguna de esas impetuosas actuaciones había sido improvisada. A veces, me da esa sensación en tus directos. De repente, explotas de ganas e improvisas parte de una canción. ¿Es así? 


Ensayo las canciones del show con los músicos, tiempos etc. El resto lo maquino en acción. La fiebre del directo. Todos los elementos que componen al show, por más mínimos que sean, tienen importancia por igual.

En definitiva, se ve que tus directos son uno de tus puntos fuertes. ¿Cómo sueles prepararlos? ¿Cuáles dirías que son los elementos a los que más importancia das? (interpretación, calidad, sonido…). 


Todos mis shows, excepto el esqueleto musical, es improvisado. Desde mi voz hasta cada mínimo movimiento. Es lo que me hace ser yo realmente, sorprenderme a mí misma y a mi público con lo que la energía y la música dicte, así surgen, para mi gusto, los mejores shows y la magia más sincera.

No obstante, hay un fuerte componente de improvisación. O al menos, das la impresión de dejarte llevar muchas veces por el ritmo y la energía del momento. ¿Me equivoco?

Efectivamente.

Tu bagaje musical es tan amplio, que más que saber quiénes son tus referentes, tengo curiosidad por saber ¿cuál sería tu colaboración soñada (eso sí, me refiero a artistas contemporáneos)…?

Todavía no me lo he planteado.

Y por último Nathy, ¿qué perspectivas tienes para lo que queda de 2018? 
¿Algún otro proyecto próximamente?

Seguir girando con mi música y componer mi disco.

* Extraído de DJ Mag Es 090