La artista ha fallecido en Detroit a los 76 años

Aretha Franklin ha fallecido hoy a los 76 años en la ciudad en la que creció, Detroit, tras varios años arrastrando un cáncer de páncreas. Nacida en Memphis, la artista se mudó con su familia a la ‘Motor City’ y vivió desde pequeña en un ambiente lleno de jazz, góspel y muy cercano al movimiento de los derechos civiles y a Martin Luther King, influencias que más tarde se destilarían en su música.

Aretha Franklin comenzó a cantar en una iglesia que regentaba su padre en la entonces próspera ciudad industrial y capital de la música con sellos como Motown, aunque fue en Columbia y sobre todo en Atlantic Records donde publicaría sus trabajos más importantes.

Conocida como ‘la reina del soul’, ha ganado varios premios grammy, tuvo innumerables números 1 y creó himnos como ‘I Say a Little Prayer’ o su versión de 1967 del ‘Respect’ de Otis Redding, que acabaría convirtiéndose en un himno del movimiento por los derechos civiles y del feminismo.

La influencia de Aretha Franklin ha llegado hasta nuestros días filtrándose a través del R&B, la música disco y el house, sin olvidar su aportación a la música de la ciudad que años después vería nacer el techno.

Respect.