Más allá del paraíso

Patrick Topping es uno de los artistas más demandados y queridos del circuito electrónico actual. La devoción que despierta en el público es proporcional al éxito de su meteórica carrera, que en cinco años le ha llevado de un mero desconocido a convertirse, por derecho propio, en uno de los reclamos más interesantes de la escena electrónica británica. Siendo uno de esos artistas que el ojo clínico de Jamie Jones trajo a la primera línea de batalla – a la par que los Richy Ahmed, Detlef, Mark Jenkyns, etc. – Patrick Topping es, quizá, el que más alto ha volado, consiguiendo con su selección bailonga y llena de groove atraer la atención de públicos de todo el mundo. No en vano el año pasado alcanzaba el puesto 11 en el top de RA y sus producciones, pinchadas a diestro y siniestro del espectro tech-house, lleguen a los número uno de todas las plataformas y se vendan como pan caliente en un día de invierno.

Pero Patrick es un tipo normal. Un chaval que ha crecido y sigue viviendo en su ciudad natal, Newcastle, y que se resiste a abandonar su entorno por el glamour de una ciudad más grande. Rodeado de los suyos y con los pies bien puestos en la tierra, Topping ahora encabeza sus propios eventos y es convocado por marcas como elrow, Cocoon o Kaluki, lejos del ala protectora de fiestas como Paradise – de la que es residente – o sellos como Hot Creations, plataformas que le han visto crecer como artista hasta convertirse en un nombre propio dentro de la industria.

Hablamos con Patrick Topping justo después de su paso por la primera edición del Daydream Festival en Barcelona y antes de la vorágine que promete ser la Off Week de la ciudad condal y, sobre todo, la temporada de Ibiza que promete apretar su agenda más todavía… ¡Música, maestro!

 

¡Hola, Patrick! ¡Es un placer tenerte en nuestra portada! Vienes de Newcastle… ¿cómo te impactó la ciudad en particular y la cultura de club británica en general, en términos de influencias musicales?

La cultura de club en Reino Unido es una de las más sólidas del mundo y ¡no lo digo solo porque yo sea inglés! (Risas). El Reino Unido, con el paso de los años, o bien ha originado, o bien ha ayudado a moldear tremendamente muchos estilos de música electrónica. Para mí, crecer en Newcastle fue una genial forma de experimentar la cultura de club. Tuve la fortuna de ver a algunos de los DJs más importantes del mundo tocar con regularidad en mi ciudad natal y estas primeras experiencias fueron fundamentales en mis inquietudes en el mundo de la música.

Además de seguir viviendo en la ciudad, sigues haciendo tu fiesta Motion. ¿Cómo surgió? ¿Cuál ha sido la clave de su crecimiento?

Podría sorprenderos oír esto, pero mientras crecía en Newcastle, ¡siempre tuvimos cierta conexión con la música que salía de España! Lo digo porque la música makina tuvo un tremendo impacto y fue tremendamente popular en el Noreste de Inglaterra…

¿Así que la ‘makina’ tuvo influencia en tus gustos musicales? No sabíamos que hubiera llegado tan lejos…

Algunos DJs solían viajar a Valencia en la época, para traerse discos de “techno español”. Me encantaba este estilo cuando aún estaba en el colegio, como muchos de mis amigos. ¡Hace poco hice una sesión de makina en Motion! Toqué un set con mi selección regular en la sala principal y, después, ¡cerré la Room 3 con un set de makina! ¡Música a 160-180 bpm! ¡Fue una pasada (risas)! Y la atmosfera era brutal, ya que la mayor parte de la gente de Newcastle a la que ahora le gusta el house o el techno, le solía gustar la makina, o como solíamos llamarla: New Monkey. La llamábamos así porque ese era el nombre del club donde ponían esa música, que estaba en la cercana ciudad de Sunderland. La diferencia principal es que en la época cantaba un MC por encima…

¿Quiénes fueron los productores o DJs en los que te fijaste al empezar? ¿A quién disfrutabas más cuando estabas en la pista de baile?

Sven Väth siempre ha sido mi DJ favorito desde que me gusta el techno y el house. Antes de eso me gustaba mucho el trance y me encantaba Tiësto. Me sigue encantando ver a Sven tocar y pude ver parte de su set en Timewarp. Es bastante surrealista para mí, porque he conocido personalmente a Sven, he tocado cuatro veces para él y me sigue dejando anonadado que siquiera me conozca, y ya no digamos el hecho de que me contrate para tocar para Cocoon. Es realmente genial y se porta muy bien conmigo cada vez que nos vemos en algún lugar.

Sven siempre será mi ídolo porque fue la primera persona que idealicé cuando me metí en la música electrónica. Pero, en torno al momento que compuse el lanzamiento con el que debuté, ‘Walk On’, Jamie Jones era mi mayor inspiración, por lo que me parece realmente loco como ahora somos colegas y amigos muy cercanos.

Con los años, has desarrollado una gran presencia en Ibiza, ¿qué diferencia hay entre la escena de la Isla y la del resto de España o Europa?

El público de Ibiza es tremendamente único, porque es muy multicultural. Hay una gran presencia de gente de Reino Unido, Irlanda, Italia y España. ¡Es una combinación peligrosa (risas)! Tocar en Ibiza, para mí, ya es como tocar en casa, pero creo que sigue conservando esa magia de la primera vez. Realmente aprecio como ha estado creciendo el público VIP, pero las fiestas en las que he tocado todas han sido increíbles.

Habiéndote labrado un nombre desde abajo, llevas varios años siendo residente de Paradise, la fiesta de Jamie Jones en la isla. ¿Cómo surgió tu conexión con él y con la fiesta?

Llevo tocando para Paradise desde 2013 y ¡este verano será mi quinto año como residente! Tocar en el DC10 es un auténtico sueño y siempre estaré agradecido al gran jefe Jamie por incluirme en esta locura. Realmente surgió todo muy rápido, Jamie firmó ‘Walk On’ en diciembre de 2012, salió en abril de 2013 y me pidieron que tocase en DC10 justo después, y mi debut fue en julio. ¡Fue apenas mi segundo bolo a nivel profesional! Desde entonces he publicado casi toda mi música con Hot Creations y me fui involucrando cada vez más como residente.

Hablando de Ibiza, este año es raro, por la cantidad de cambios que estamos viendo… Especialmente la mudanza de una de las fiestas de la que eres asiduo, Cocoon, que se va de Amnesia para recalar en Pacha después de 18 años. ¿Cuál crees que será el impacto del cambio de localización para Cocoon?

Estoy seguro de que les irá muy bien. Cocoon fue increíble el año pasado, me encantó tocar para ellos y la fiesta durante su etapa en Amnesia ha jugado un papel muy grande en mi evolución musical. Lo que consiguieron crear allí fue legendario y estoy seguro que han preparado algo lo suficientemente grande como para continuar en lo más alto y brindarnos una nueva etapa de éxitos. Voy a tocar para Cocoon en Glasgow pronto. La marca tiene un tremendo seguimiento internacional y va mucho más allá de meramente Amnesia.

Hace poco publicabas ‘Be Sharp Say Nowt’, que permaneció mucho tiempo como #1 de Beatport. Muchos lo describían como “la firma sonora de Patrick Topping”… ¿A qué se refieren?

Sí, creo que he desarrollado una firma sonora distinguible en ciertos estilos y esa es parte de la razón por la que voy a empezar mi propio sello, para intentar y mostrar mis producciones que vayan más allá de un estilo en concreto.

Tracks como ‘Forget’ supusieron un momento importante en tu ascenso, ¿Cómo los concebiste para que tuviera esa popularidad?

Centrándome en la línea de bajo y el groove, y ¡su combinación con los vocales! ¡Creo que esa es la clave!

Habiendo colaborado con artistas como Green Velvet o Nathan Barato ¿Te gustaría colaborar con algún artista en especial en el futuro?

Bueno, Elliot Adamson es la persona con la que más me gustaría sacar una colaboración en este momento. Él es el artista que más admiro ahora mismo dentro de la escena house y techno. Está empezando a llamar mucho la atención y me gusta la idea de poder darle un pequeño empujón para que llegue más lejos, aunque no es que lo necesite porque creo que va a acabar explotando su perfil. Pero la gente necesita oír más de él, yo, sin ir más lejos, toco una enorme cantidad de música suya… ¡es una locura! De hecho tenemos una colaboración que hemos empezado pero que no he tenido tiempo de retomar. Y si tuviera que decir de la música en general, ¡diría Kanye (West) sin pensarlo!

La música, ¿fue algo que siempre te atrajo? ¿Qué estarías haciendo de no haber conseguido llegar a ser DJ/productor?

Realmente, sólo pensé y me plantee tener una carrera musical propiamente dicha ¡cuando me fui de clubbing a Ibiza por primera vez! Eso cambió todo para mí y me hizo querer convertirme en DJ. Si lo de pinchar nunca hubiera despegado, supongo que hubiera intentado dar el paso y ser promotor de eventos. No creo que hubiera perseguido otra línea de trabajo. Una vez me gradué de la universidad, la música era todo lo que me preocupaba y lo que ocupaba mi tiempo. Es muy difícil pensar qué pudo haber sido de mí, de no haberme obsesionado tanto con la música…

Hemos oído que después de muchos años publicando en sellos de otros, este curso planeas abrir tu propia plataforma. ¿Qué tipo de sonidos y artistas vas a buscar? ¿Qué podemos esperar del sello?

El sello está casi listo para su lanzamiento y ha sido algo que he estado considerando durante los últimos dos o tres años. Ahora siento que es el momento adecuado y estoy muy emocionado con ello. Ser capaz de publicar exactamente los tracks que yo quiera, que sienta que pueden funcionar como EP y poder hacerlo cuando yo quiera y en el orden que quiera, esa es la razón principal para hacerlo. Así que, en este momento, tengo ocho tracks que van a salir y luego, después de eso, ya iré introduciendo a otros artistas. Los sonidos del sello, inicialmente, van a tocar todos los palos, desde el disco al techno.

Con el crecimiento del tech-house, algunas personas han criticado el ascenso del género argumentando que no necesariamente es algo positivo, por ser un sonido que se ha vuelto prototípico. ¿Cuál es tu opinión?

Hay muchísimo tech-house de mierda siendo publicado en estos momentos, pero creo que es algo que ocurre en todos los géneros. No es algo que pase solo en el tech-house. Sí es cierto que muchos eventos que se centran en el género están teniendo un seguimiento masivo en estos momentos, pero creo que también está pasando con el techno. Algunas de las tendencias que se escuchan en el tech-house no son de mi gusto, pero también hay cosas de mucha calidad y muy buenas que se desarrollan dentro del género.

Tras haber publicado muchos EPs y mixes, el formato álbum, ¿es una idea que te atrae? ¿Veremos un álbum de Patrick Topping en el futuro más cercano?

Es definitivamente una idea que me gusta, pero no es algo que vea demasiado práctico y no encaja dentro de mis planes actuales. Me tendría que tomar un descanso de unos seis meses o un año de mi agenda de tour para conseguir el nivel necesario para estar contento con el trabajo. Veo el formato álbum como algo mucho más serio que un EP y no querría apresurarme demasiado o empezar y tener que dejarlo a mitad, cuando voy y vengo de mis bolos. Me gusta la idea de componerlo en un espacio de tiempo continuo. Pero quizá es algo que vaya a afrontar en algún momento, pero en el futuro más cercano estoy contento publicando solo EPs.

Durante los últimos años, has tocado en diferentes escenarios por todo el mundo. ¿Hay alguno que te haya impactado especialmente?

¡Coachella, el año pasado, está en mi top! Es muy prestigioso y no tantos artistas consiguen tocar allí, así que lo sentí como un auténtico momento de los que han marcado mi carrera. Este año diría que debutar en Awakenigns en Holanda y mi show en Manchester Academy. Toqué un all-night-long, desde las 9 a las 5 e hice sold-out con dos meses de antelación. Vinieron 2500 personas y otras 3000 estaban en lista de espera. Lo primero, fue increíble tocar delante de tanta gente durante tantas horas seguidas de set y lo segundo, hacer esas cifras yo solo me dejó atónito. Un orgullo.

El tema de la salud y el cuidarse dentro de la industria parece estar en primera línea. Cuando estás de tour, ¿cómo haces para desconectar?

Hasta el momento, en lo que llevamos de año, he vuelto a meterme de lleno en lo de entrenarme. Solía hacer deporte cinco veces a la semana y jugaba al fútbol dos veces desde que tuve 17 hasta los 23. Pero cuando mi carrera como DJ despegó mi rutina cambió totalmente y me metí de lleno en la fiesta durante los primeros dos años. Luego, durante los últimos tres he ido tomándomelo cada vez con más calma. Ahora llevo como cinco años viajando continuamente y estoy en un momento en el que me gusta más estar sano y disfrutar la música que la fiesta, lo que se traduce en que intento entrenar a diario.

¿Haces ejercicio o algún deporte?

Ahora no hago ningún deporte en particular, de hecho ¡colgué las botas tan pronto como me bookearon para el DC10! No quería lesionarme y no poder tocar por ningún motivo. Lo que he estado haciendo este año es meterme de lleno en el entrenamiento HIIT en mis hoteles cada mañana o intentar trabajar con un entrenador personal siempre que estoy en casa.

¿Qué otros planes tienes para este 2018?

Terminar de montar mi sello, publicar música que muestre un lado diferente de mis producciones y también, con suerte, hacer algunas cosas nuevas entre medias, tocando en la mayor cantidad de bolos que pueda encajar. Y estoy disfrutando del momento en el que estoy ahora. En el pasado me veía observando dar el paso al siguiente nivel desde la distancia y ahora que estoy allí estoy verdaderamente contento con lo que estoy haciendo ahora. ¡Estoy muy agradecido de poder estar en esta posición!

¡Muchas gracias por tu tiempo, Patrick!

¡A vosotros!

* Extraído de Dj Mag Es 088