DJ Mag ES estuvo en la cita electrónica de Tres Cantos… ¡Os lo contamos!

Autor: Esteban Martínez
Foto: Alejandro Rodríguez Photography

Los pasados 5 y 6 de octubre tuvo lugar la tercera edición de Playground Fest, en la que el encuentro de electrónica del norte de Madrid confirmó su asentamiento como uno de las citas más interesantes del panorama de la comunidad. El Recinto Ferial de Tres Cantos vivió un fin de semana para el recuerdo, en la que la mejor música de club hizo acto de presencia para deleite de las más de 2400 personas que decidieron confiar en la apuesta de Playground Fest.

El viernes, día dedicado a los ritmos más cercanos al tech-house, la pista de baile empezó a coger color desde bien temprano, con los sets de Felipe Bravo b2b Lose Endz y Jaime Soeiro b2b Ian Luvig, que demostraron su saber hacer calentando una pista de baile abarrotada.

El primer headliner internacional de la noche, Latmun, hizo acto de presencia y descargó sobre el público una auténtica vorágine de ritmos con mucho groove, influencias hip-hop y breaks, siempre con su particular y festivo estilo. Le siguió uno de los b2b más esperados del festival: Wade b2b Miguel Bastida. Wade es un viejo conocido del público de Playground Fest, ya que fue uno de los artistas más aclamados de la pasada edición. Miguel Bastida, por su parte, fue un auténtico torbellino tras los platos, demostrando en todo momento su gran sintonía con Wade para hacer enloquecer al público con su particular visión de la electrónica más festiva y bailable. El broche de la noche lo pondría otro de los favoritos del público, Dennis Cruz, que continuó justo donde lo dejaron Wade y Bastida para terminar de agotar las cansadas piernas del público, que abarrotaba el stage a esa hora.

El sábado la actividad empezó temprano, desde las 12 de la mañana, con la apertura de las actividades de día de Playground Fest. Desde los concursos de breakdance, BMX y grafiti, a las actividades amenizadas por Circo Diverso o el mercadillo, el ambiente que se vivía era increíble, familiar y ameno, todo armonizado por la música de DJs locales, y que consiguió acercar un poco más a todos los asistentes a la cultura urbana y a la música electrónica. Con una gran presencia de familias y niños, la jornada diurna tuvo un matiz diferente y, sin duda, dio una imagen más cercana de la electrónica a todos los asistentes.

En cuanto cayó la noche, empezó el techno. Las primeras sesiones del sábado, protagonizadas por Luis UDE b2b Radoon y Ferch b2b Vico Deep dejaron bien claro el estado tremendo de forma en el que se encuentra esta cantera de artistas.

Sesiones serias, bien seleccionadas y perfectas para un calentar la pista antes de la llegada de los platos fuertes de la noche. El primero fue el directo de Giorgia Angiuli, que con sus habituales armas sobre el escenario hizo enloquecer al público de Tres Cantos con su marca de techno particular. La italiana se metió al público en el bolsillo y nos hizo bailar gran parte de su repertorio más conocido, además de tracks de su álbum debut en Stir Vor Talent. Después de Giorgia, venía el turno de uno de los artistas más anticipados del festival: Coyu.

El Gran Gato volvía a Madrid y lo hacía al Playground Fest, preparado para mostrar ese giro hacia el techno más bailable. ¡Y vaya si lo hizo! Desde el minuto uno demostró que no venía a hacer prisioneros y con un techno demoledor, sacó el martillo pilón y puso el stage patas arriba, demostrando que este cambio de aires de principios de año le ha sentado genial. Para cerrar el festival, llegó el turno de una de las promesas más en alza del techno: Lewis Fautzi. El portugués, apadrinado por escuderías de la talla de Pole Group, mantuvo la tremenda energía que Coyu había dejado en la pista y dio un giro hacia el techno más oscuro, bordando un closing set que los presentes recordarán durante mucho tiempo.

Así llegaba a su fin esta tercera edición de Playground Fest, confirmada como la más sostenible, comprometida y exitosa del evento hasta la fecha. Con esta tercera cita, el Colectivo K muestra importantes signos de madurez a la hora de organizar eventos, contando con interesantes propuestas de gestión, como la inclusión de BClubber en el servicio de gestión; la impresionante puesta en escena del stage con mappings 3D por parte de Visible Producciones; o un sonido cuidado y potente. Si continúa con esta apuesta, Playground Fest se va a convertir en una alternativa seria para el cierre de la temporada estival, no solo por su propuesta musical, sino por la sensación tan familiar y cercana que da la organización al elemento más importante de cualquier encuentro: su público. ¡Nos vemos el año que viene!