¡Comprimiendo, que no aplastando!

Muchas veces, cuando estoy impartiendo una clase, muchos alumnos no saben bien que responder a la pregunta: ¿Porqué comprimes? Es habitual que pensemos que es necesario para que todo suene “mejor”, pero ¿sabes el qué, cómo y cuando de un compresor?

Compresión dinámica

Un compresor es un dispositivo que, de forma semiautomática, varia el volumen de un sonido. Según como lo configuremos, podemos bajar todo el sonido o solo parte de él. De esta manera podemos conseguir muchos y diferentes grados de control dinámico, creando y/o mejorando, desde el Groove hasta la sensación de pegada de nuestros instrumentos.

El inicio de estos “cacharros” se remonta a las primeras grabaciones y los primeros cortes en vinilo. Surgieron como respuesta a la demanda de los ingenieros de entonces, de controlar el volumen mientras estaban grabando. Antes de los compresores, el ingeniero tenía que anticiparse a las partes más altas en volumen de lo que estuvieran grabando para adaptar el volumen de grabación y no saturar el grabador.
De esta forma, si por ejemplo, un cantante cuando llegaba el estribillo cantaba muy alto, el ingeniero justo antes de llegar al clipping, bajaba el fader de la consola de grabación para evitar la saturación. Un compresor, replica más o menos esta situación de forma semi automática de la siguiente manera:

  • El threshold de tu compresor es el oído del ingeniero de grabación.
  • El ratio, es cuanto debe bajar el volumen, este ingeniero.
  • El ataque, es lo que tarda en bajarlo.
  • El release, el tiempo que tarda en volver al volumen original antes del pasaje alto.

¿Como funciona?

Los compresores pueden ser según su topología de varias formas:

  • VCA (DBX 160), donde la reducción de ganancia la controla un amplificador con voltaje.
  • FET (1176), donde la reducción se controla con un transistor.
  • Óptico (LA2a), donde la reducción es controlada por un diodo/fotoreceptor
  • Vari-Mu (Fairchild), donde la reducción es controlada por válvulas

Como ves hay muchas formas de controlar la ganancia, aunque el esquema de cualquiera de ellos es muy similar.

Cuando la señal atraviesa el circuito de detección (side chain), y le dice al amplificador si reduce o no la señal según esté situado el threshold. Este circuito puede ser de dos tipos: Feedback o Feed Forward.

Si el circuito de detección está situado a la salida del compresor, será feedback. La señal que sale del compresor, es la que se analiza, por lo que tenemos un bucle de realimentación entre señal comprimida y señal analizada. Este tipo de efecto, es muy suave y musical. Es difícil hacerlo mal…

Si el circuito de detección está antes del amplificador de reducción, entonces se llama feed forward. La señal se analiza antes de comprimir, por lo que es mucho más precisa en cuanto a tiempos de ataque y release. Al ser más precisa, hay que ajustar muy bien el compresor para que haga exactamente lo que queremos.

Filtros en el Side-Chain

En muchos compresores modernos, encontramos en la sección de side chain un filtro. Es importante entender bien para que sirve, pues nos puede ayudar a controlar mejor los buses de baterías o incluso el master fader de nuestro mixer.

Para explicar para qué sirve, primero os contaré de donde:viene la idea.

Casi todos los compresores llevan una entrada física llamada side chain. Esto no es más que un input para que una señal externa, que no sea nuestro programa (el audio que queremos comprimir), entre en el circuito de detección y el compresor reduzca ganancia con esta señal. Para oír qué hace, pon un compresor a un sonido de tipo Pad mantenido, usa el canal de un kick, por ejemplo, para alimentar la entrada externa de sidechain y observa que el pad se “mueve” con el sonido del kick, reduciendo su volumen, cuando este suena. ¿Fácil no?

Imagina ahora que tenemos un compresor en el canal master de nuestro DAW, comprimimos la señal y ahora cada vez que entra algo muy energético, como el bajo o el kick, el tema bombea… a veces puede funcionar, pero generalmente no lo hará… no queremos bombeo, queremos controlar la densidad de nuestra mezcla. Pues si tu compresor de bus tiene filtro en el side chain, le podrás decir que solo comprima a partir de cierta frecuencia, por ejemplo por encima de 250 Hz, así cada vez que entre el kick o el bajo, el compresor lo ignorará.

Banda completa, multibanda y EQ dinámico

Con el paso del tiempo y sobre todo, con la tecnología actual, han ido apareciendo variantes del típico compresor. Veamos un poco qué tipos tenemos y como funcionan.

  • Banda completa. Son los normales de toda la vida. Su rango de actuación es en todo el espectro audible de la señal. EN los más modernos, podemos aplicar un filtro a la entrada sidechain y crear entonces un “Split band compressor”, que no es más que un compresor de banda dividida. Muy similar a un multibanda de una sola banda. Un De-esser seria algo así, comprimimos solo parte de la señal, mientras que le resto no se ve afectada.
  • Son aquellos dispositivos que en realidad están formados por varios compresores independientes. La señal llega al aparato y esta se divide mediante el uso de crossovers, normalmente en tres o cuatro bandas de frecuencia. Cada banda va a un compresor completo que solo actuará en dicha banda. Ten encuentra que existe solapamiento entre bandas por lo que la compresión cerca de los límites de cada banda variará. Este tipo de compresor, es muy potente, pero muy peligroso. Si comprimir con una banda completa ya es complejo (sobre todo porque cuesta mucho escuchar y comprender las envolventes de los sonidos), imagínate tres o cuatro en una señal…
  • EQ Dinámico. Ok, no es un compresor, pero es muy similar a un multibanda. La diferencia principal es que habitualmente, en cada banda no tenemos controles completos de compresión, así que en realidad está mucho más cerca de un ecualizador que de un compresor. Son muuuuy útiles para suavizar sonidos ásperos o muy energéticos, recuerda usarlo como un eq y no con el compresor en mente.

Expansores

Ok, ya sabemos como va eso del compresor. Un dispositivo que, una vez alcanzado cierto umbral, reduce la ganancia una cierta cantidad de dBs (ratio) sobre una envolvente temporal (ataque y release). Pero ¿y si en lugar de bajar el volumen lo quiero subir? Para eso tenemos los expansores.

Practicamente son lo mismo que los compresores, pero usan un tipo de ratio positivo (es decir, en lugar de 4:1, por cada 4 dBs que entran, sale 1) que expresa lo contrario (1:4, por cada dB que entra, salen 4). Esto se le llama Rango y nos permite crear dinámica de una forma muy creativa, aunque su uso más obvio es en grabaciones donde queremos mantener el volumen bajo de ciertos eventos y altos otros más importantes (por ejemplo, una pista de sintetizador analógico que tiene un poco de ruido de fondo).

Al igual que con el compresor, los valores extremos de rango, (a partir de 1:10) crean un efecto idéntico a la puerta de ruido.  En el caso del compresor, pasa lo mismo, con un ajuste extremo, conseguimos un efecto de limitador (ratio de más de 10:1)

Tips y consejos

Primer consejo, cuando pongas un compresor, antes, intenta imaginar qué quieres hacer con él. ¿Necesitas controlar los transitorios o crear densidad? ¿Quieres más ambiente en tu sonido o hacerlo más corto?

Recuerda que un ataque rápido afectará a tus transitorios, mientras que uno lento, los dejará pasar de largo sin hacerles nada. Si tienes un snare o clap muy duro, usa el ataque un poco rápido para suavizarlo. Si quieres que por ejemplo tu caja sea más densa y pesada, usa el ataque medio o lento.

En cuanto al release, ten siempre en cuenta que un ajuste muy lento, hará que estés comprimiendo todo el rato, no se notará mucho la curva de compresión, pero podrías crear bumping indeseado. Por el contrario, un release rápido, podría crear un sonido demasiado snappy, busca el Groove del sonido que estés comprimiendo y ajusta a ese movimiento el release, notarás que mejora y casi no se nota la compresión.

Para los sonidos de bajo, comienza con el ratio en 4:1 y usa un ataque medio y release rápido, así conseguirás que tu bajo quede estabilizado y no esté saltando todo el rato.

Si quieres un sonido fat en tus sintetizadores, pon el ataque medio/lento y el release rápido/medio. Notarás como se quedan bien clavados en su plano y mejorarás los tonos armónicos suavizándolos.

En el bus de baterías y bus master, usa un VCA con ataque lento y release rápido. Así conseguirás un poco de densidad y coherencia (glue) en tus mezclas!

Por ultimo, no siempre hace falta comprimir… Si, ya lo se, es muy divertido y mola mil, pero te aseguro que la gran mayoría de los sintes software usan algún tipo de compresor o limitador en su salida. Si hablamos de librerías de muestras, ya ni te digo… están generalmente, muy comprimidas y al limite del headroom digital.

Bueno amig@s, eso es todo por este mes, ¡recordad que por mucho comprimir, no amanece más temprano! ¡Seeya!

* Extraído de DJ Mag ES 098