Una pregunta recurrente suele ser algo parecido a: “¿Qué plugins me recomiendas?” así que como es muy habitual, hoy vamos a ver mis 5 plugins preferidos.

Fabfilter ProQ3

Siempre necesito un ecualizador que sea preciso y simplemente no suene a nada. En la “zona limpia” de los eqs hay uno que les gana a todos: Fabfilter ProQ3.

En su ultima versión, se hace aun más importante. Pero vamos a recordar un poco de qué va este plugin y porque me gusta tanto.

Se trata de un ecualizador con 3 formas de trabajo (Zero Latency, Natural Phase y Linear Phase) a parte, cada banda que usemos, puede ser filtro pasa alto, pasa bajos, pasa banda, shelfs, bell, notch y tilt. Además puede usarse en estéreo, LR y MS, siendo esta ultima mi favorita.

Otro punto a tener en cuenta es su sencillez de manejo. Es simplemente el plugin más intuitivo que he visto en mi vida, y he visto unos cuantos! Su facilidad de manejo y rapidez lo hacen muy interesante para mi, ya que no me gusta “perder” mucho tiempo cuando trabajo y demando velocidad y precisión.

En su ultima versión, además, cada banda puede tener comportamiento dinámico, algo que hace que este plugin sea sin duda el rey de los eqs en este momento. Poder quitar energía solo cuando haya un exceso o crear más dinámica en loops o buses de percusión muy “aplastados” son solo algunos de los trucos de esta maravilla.

Por cierto, otro tip, fijaos en que podéis ver las notas musicales con el piano roll de debajo, de esta manera os resultará fácil saber qué frecuencias no deberíais tocar y cuales si.

Universal Audio 1176

Hubo una época en la que casi todos los estudios tenían alguna clase de versión de este maravilloso compresor de estado sólido vintage. Su sonido, agresivo y controlado al mismo tiempo, nos ha ayudado a moldear las envolventes de voces, bajos, sintes y casi todas los snares de los últimos 40 años. En mi caso uso la versión de Universal Audio que me parece que es la que más cerca del hardware está.

Este compresor al principio puede parecer raro. Los controles de envolvente están al revés que la mayoría de compresores. Además no tiene threshold ni forma de variar el codo ni entrada sidechain… parece muy simple, pero os aseguro que no lo es.

Es un aparato que aunque es un compresor, casi lo uso más como caja de color. Según “aprietes” su input, no solo comprimirás más, sino que también notarás que el color que genera cambia. Une a esto el uso de la envolvente y del ratio, y tendrás una cantidad de posibilidades de color tremenda.

A mi me gusta para muchas cosas, sobre todo en voces, snares y sintes. En general en casi cualquier pista que necesite algo de sonido “grunge”. También es mi compresor favorito para procesar en paralelo, más como distorsión con el ratio en modo “All bottons On”.

Si no lo conoces, dale una oportunidad, hoy en día casi cada marca tiene su clon e incluso algunos son gratuitos.

Softube Weiss DS1 MK3

Otro compresor. Pero este es muy diferente y trae unos cuantos ases bajo la manga.

Para mi, comprimir es lo ultimo que me gusta hacer. Esa es la verdad, valoro mucho la dinámica de las pistas, pero en el mundo en el que vivimos, debemos controlar las envolventes de nuestros sonidos para sonar grande y con pegada. Y esta es la palabra clave: Control. Quizá el compresor que mejor hace este trabajo sea el DS1 MK3. El más detallado y preciso de su clase.

El control dinámico es un lugar extraño. Aunque no lo parezca, es un mundo muy creativo y está lleno de posibilidades. Desde los equipos de color como el 1176 que os comentaba, hasta los más clínicos. Sin duda el Weiss pertenecea este segundo grupo.

Este plugin, no es un clon como otros. Los de softube han portado línea a línea el código creado por Daniel Weiss y usado en sus máquinas hardware. Es un compresor, limitador y de-esser de muy alta gama que se comporta genial en cualquier situación aunque sin duda su lugar preferido es el masterbus.

El compresor puede funcionar en estéreo, LR y MS y como dato curioso, su envolvente me parece la más compleja de todas. Tenemos ataque, delay para el reléase y dos releases con un control de “release promedio”. ¿Para qué tanto lio con el release? Pues porque está pensado para comprimir señales extremadamente complejas.

Con estos controles, podemos ajustarlo para trabajar justo en la zona de la envolvente que nos interesa, incluso en canciones completas. Requiere algo de práctica, pero es tremendo. Además se puede usar desde el propio plugin en paralelo, todo un acierto.

El limitador tiene 3 algoritmos de trabajo y capacidad “True Peak” de manera que lo podemos usar como brickwall limiter para ganar loudness. Incluso a altos valores de reducción, suena bien.

El de-esser es mi favorito. Es super transparente y aunque esté reduciendo mucho, no se pierde esa sensación de aire y de sonido abierto.

A parte del rack, también han sacado estos tres motores en plguins independientes para poder usarlos en el orden que queramos. Sin duda, uno de mis favoritos.

Universal Audio Ampex ATR102

Otro de Universal Audio, la verdad es que me gustan casi todo lo que hacen estos tipos!

El Ampex ATR102 es un clon de la clásica máquina de cinta para mastering que incluso hoy en día, se sigue usando. Como todos los magnetofones, el ampex se puede ajustar para conseguir diferentes sonidos. Esto es así, porque originalmente, en las máquinas de verdad, debemos hacer coincidir el material grabado y la emulsión de la cinta en si misma, con la máquina.

No os voy a aburrir mucho con esto, pero debéis saber que hay varios tipos de “normas” y ajustes. Esto en una maquina real es una lata de setear, pero en la versión digital, es maravilloso porque podemos experimentar con diferentes cintas y ajustes virtuales.

Su sonido es muy difícil de definir. Pero hay una forma que seguro os aclara un poco como suena. Cuando la pongo en mi calan master en trabajos de mezcla y ajusto a ganancia unidad, simplemente todo suena mejor. Más a disco terminado, casi a master. Hace que todo esté más “pegado” y crea una distorsión armónica muy bonita que hace una especie de curva “smile” levantando graves y agudos.

No es fácil de replicar ya que además según sea el material que procesemos, el sonido varia, no es para nada algo estático, así que un eq o algo de distorsión armónica, no es suficiente.

No os voy a hablar mucho de los controles porque requeriría una buena masterclass sobre maquinas de cinta, así que lo mejor es que experimentéis vosotros.

Este plugin se ha convertido en una parte esencial de mi trabajo. Quiero pensar que mis mezclas tienen un sonido particular, y al menos para mi, este plugin me ayuda a conseguirlo.

Eventide H3000

El ultimo de la lista, pero no el ultimo en calidad. Eventide es sinónimo de Pitch Shifter, harmonizers y delays y este plugin no lo es menos. Se trata de un entorno modular donde podéis hacer casi cualquier cosa usando cables de patch virtuales para interconectar rutas. Si os van las marcianadas y los delays de muy alta calidad, este plugin os encantará.

Los algoritmos básicos que podemos usar son: Delay, Pitch Shifter, distorsión, filtros y modulación. Todo se puede usar con todo y en el orden que queramos, pero además, podemos rutear desde LFOs a envolventes (con seguimiento) para controlar cada parámetro. Todo se puede mezclar de muchas formas posibles.

Evidentemente es un plugin muy complejo, pero aunque merece la pena pasar un buen tiempo conociéndolo y aprendiéndolo, viene cargado con presets muy jugosos firmados por grandes del diseño sonoro como Richard Devine, Alessandro Cortini o Chris Carter. Recuerda que como el DS1, el equipo hardware en el que se basa es totalmente digital, así que el código es tal cual.

Lo uso sobre todo para hacer efectos muy locos de comb filter y glitch, pero también para crear espacio con sus microdelays y micro pitchshifting. Siempre lo tengo un auxiliar para las voces y los sintes que tienen que sonar muy estéreo.

Bueno, hasta aquí hoy, el próximo mes más y mejor! ¡¡¡Nos vemos amiguit@s!!!