Os contamos la historia y los retos a los que se enfrenta el club de electrónica y referente cultural murciano

Bar Ocio nació hace 35 años como un bar en la zona universitaria del centro de Murcia, y durante estos años ha ido mutando hasta el pequeño club de electrónica con una pequeña terraza que es ahora.

Su cabina siempre ha estado abierta, tanto al desarrollo de nuevas tendencias como a la conservación de la escena de los djs locales. Desde lo más bailable al puro ruido. El club también ha sido cuna, escuela y refugio de djs, de él han salido nombres de la escena electrónica underground como Alienata, Gela, Fur Voice, Robert Solheim, Rubeck, y han surgido destacados de la escena local como Dj Neo, Osobu, Agustín García, Carrie Palmer, Ervio o Pastor.

Bar Ocio también ha recibido la visita creativa de djs como: Coco (Silvania/Cielo), Hall 9000, JM Costa y los directos de La Josephine, Artificiero, Jazznoize… También ha contado con noches capitaneadas por colectivos locales que encontraban en Bar Ocio una vía de escape, como Facción Obscura, Gorrionparty, La Bombilla o Estrasburgo 1518.

Las conexiones de Bar Ocio con el mundo de la cultura local son fuertes y fructuosas, habiendo colaborado con centros culturales de la ciudad como Puertas de Castilla o Centro Párraga, y fiestas y festivales como SOS 2.0, Ruidismo o Overflow. Pero además, Bar Ocio no solo se ha limitado a aportar al underground levantino un nivel musical sino que ha trascendido a otros muchos aspectos de la cultura de vanguardia: algunos de los artistas, galerías y marcas de renombre nacional han compartido espacio y/o creatividad con el club, como Andres Gallardo, Eduardo Balanza, Pedro Lobo, Galería T20, Galería Art Nueve, o Las Culpass.

Bar Ocio fue tocado de muerte con la entrada en vigor de la nueva y ultra rigurosa Ley de Ruidos del ayuntamiento de la ciudad de Murcia. El bar, al ser demasiado pequeño y periférico no pudo permitirse acometer las obras de acondicionamiento que se requerían en este nuevo contexto.

El pequeño reducto del avant garde murciano, se vio obligado a hacer un tremendo esfuerzo económico para resistir y adaptarse al cambio. Mantener un local así, durante tanto tiempo, no ha sido sencillo pero la ilusión y la pasión del equipo del Bar Ocio consigue mantener la escena electrónica en la periferia murciana.

Bar Ocio en peligro de extinción, cultura contemporánea en peligro de extinción.

Un colectivo de artistas y creativos que se sienten parte del club, #ociosos,  han empezado una campaña por la reapertura y mejora de Bar Ocio Club. Mediante el canal twitch.tv/barocio ofrecen su programación de manera virtual y adaptándose al contexto en el que nos encontramos. Todos los participantes colaboran en la recaudación de fondos de manera desinteresada.

De esta forma, el colectivo propone «vender bebidas ahora para consumir cuando el club esté abierto» a través de adoptaunbar.com, podeis colaborar con #ociosos mediante este enlace o donando directamente mediante este enlace.

El objetivo de #ociosos no es otro que buscar fondos para ayudar a Bar Ocio en su reapertura
después de la crisis del COVID-19 y en lo que se acuña ahora como «nueva normalidad». Después, tienen un segundo objetivo de reacondicionamiento del bar para mejorar el aislamiento sonoro y así cumplir con las medidas para garantizar la viavilidad de la propuesta de Club.  De esta forma, buscan mantenerse como uno de los pilares más importantes del tejido de la cultura underground en Murcia y la zona de Levante. ¡Colabora!

+info: https://adoptaunbar.com/comercio/bar-ocio/

Os dejamos el cartel de su próximo evento en Twitch este fin de semana: