Acompañado de Billy Gillies y grandes colaboradores como Brian Kearney, Shugz o Ahmed Romel entre muchos otros…

Reflejar la región musical de Irlanda del Norte ha tenido un particular impacto en el que ha sido el M.O. del álbum ‘Afterdark’ de Sneijder desde que en 2018 se embarcó en esta contienda musical. Sus compilaciones de ‘Buenos Aires’ y ‘Los Ángeles’  ya enviaron una señal clara de intención pero 2020, como todos sabemos; ha sido rico en música … pero pobre en viajes. Por este motivo y aprovechado este tercer lanzamiento, el DJ ha acercado el sonido Afterdark a casa y para Sneijder; es ese lugar cercano que llamamos hogar, no es otro que Belfast. La ciudad, así como toda Irlanda del Norte tienen una cultura trance muy arraigada que, unidas a ese murmullo industrial y a la vibrante laboriosidad que inundan sus calles a diario; han ayudado a representar un sonido muy específico en este lanzamiento, pero también; han permitido a Sneijder reconectarse por completo, con las más duras de sus propias raíces musicales.

Sneijder nos cuenta: “Irlanda del Norte es un país construido sobre la cultura de las discotecas a través de lugares emblemáticos como Kellys, Circus Circus, The Arena, Kilwaughter House, Exit 15, el infame Ulster y King’s Hall, Planetlove y otros. Estos clubes y marcas dieron forma a mi generación y fueron los lugares donde semanalmente vi a los héroes musicales que ayudaron a influir en mi sonido”.

Es difícil imaginar la manera de hacer resonar una ciudad en esta, o cualquier entrega. Por ese motivo, la decisión de Sneijder de; por primera vez en la serie Afterdark, entregar “la batuta” a un productor local nos parece acertada a la par que fascinante.  

Aquí entra en escena el prometedor Dj Billy Gillies ,también de Belfast , una de las nuevas esperanzas de la escena y brillante productor que sabe exactamente qué es lo que hace que la marca funcione cuando hablamos de “jugar en su terreno”. Entre ambos; aportan muchos nombres locales a este ‘003’ como Brian Kearney, Mandy Reid, Shugz,  Niall McKeever, Deirdre McLaughlin o Project 8, además de otros artistas como Alex Di Stefano, David Forbes, Vlind o Ahmed Romel que; también contribuyen con exclusivas e interesantes aportaciones a este doble trabajo. 

Queda muy patente todo el “conocimiento local” que Sneijder  nos deja en tracks como ‘Chuck Norris’, llama nuestra atención auditiva, también; el tech-cum-psy de «La Bomba» de Shugz o la celestial «Dystopia» de Ahmed Romel así como el sonido de percusión de Kearney con «Smiler»  que aportan esa homogeneidad que ayuda a triangular el D.N.I. sonoro de este álbum doble, todo ello; sin olvidarnos del armamento de remezclas que Sneijder aporta a este con «Murky» para Nick Callaghan, también con la del clásico «We Came» de Vimana o con un nuevo remix de «Karma» de Peter Steele. 

Interesantes colaboraciones son también las de Sneijder y David Forbes con «Accelerate» y, sobre todo el tema en conjunto con Billy Gillies «Rhino»… No dejéis de escucharlos! Sin olvidarnos de las propias armas que Gillies aporta con temas como ‘Chemical’, ‘Expand’ o  la salva que nos regala con ‘Déjà vu’, ‘Closed Eyes’, ‘Flight’ y ‘See You Again’.

Destacado también el paso de Reins, -el nuevo chico en auge de Belfast- por este doble álbum,   también Shugz con ‘Power’, que acerca esos tonos duros y tecnológicos irlandeses que tanto hemos buscado en este doble trabajo o las grandes gotas artísticas que Vlind aporta con ‘No Fate’ e ‘Illusion Of Choice’  así como Project 8 con ‘Naughty’ y ‘The Creator’… Echaréis unos bailes seguro!

En conjunto, El sonido trance de Irlanda del Norte destilado en 40 pistas! 160 minutos de la mejor locura musical de la mano de dos de los hilanderos que mejor la conocen… Os apetece un  viaje?