Posiblemente el club más mítico que hubo en Nueva York

Si existe un club legendario con una leyenda que da para una película, de hecho hubo una en 1998, ese es Studio 54. Mítico local situado en Manhattan que fue inaugurado en 1977 y que se convirtió en todo el epicentro del hedonismo en plena gran manzana.

Un lugar en el que confluía desde la vanguardia artística de la época como Andy Warhol, John Lennon o Mick Jagger entre otros muchos, celebridades del cine, representantes de minorías raciales y de la comunidad queer y LGTB; hasta empresarios y, en definitiva, todo el mundo que quisiera pasar una noche de diversión y liberación en este amplio local que contaba con varios ambientes y escenarios. En 1980 sufrió su primer cierre por escándalos relacionados con la mafia y las drogas, además de la acusación de evasión de impuestos por sus dueños; y cuenta la leyenda que la última copa fue servida a Sylvester Stallone. Tras una reapertura en 1981 con unos nuevos propietarios su magia se perdió por un contexto mucho menos liberal, hasta que cerró en 1986; aunque el local continúa activo desde 1994.

Sobre esa primera época, la creada por Steve Rubell e Ian Schrager, se centra Studio 54 que se presenta como el documental oficial de esta discoteca que eliminó cualquier barrera entre homosexuales y hetersexuales en un club nocturno. Matt Tyrnauer es el encargado de dirigir una obra que explorará lo que allí sucedió y el legado que deja. Todo ello contado con testimonios de primera mano y sacando a la luz bastante material inédito.

Su estreno mundial será el 15 de junio y ya podemos ver su trailer.