Los auténticos “Flautistas de Hamelin”.

Muchas ganas teniamos de ver el 25 de Octubre a 65daysofstatic, después de su mega-show en Sónar. Esta vez era en Madrid, la sala BUT, sabíamos que iba a ser más pequeño e intimo. Pero fue a su vez muchísimo más intenso. Entramos pronto para escuchar a los teloneros Thought Forms (y por supuesto para arrasar en la tienda de merchandising). Se nos hizo muy cortita su actuación, pero supieron como calentar el ritmo de un público un poco frío y algo pobre en número, en sus 2 primeras canciones. Terminaron, no sin antes recordarnos que en el merchandising podíamos comprar su último LP en cd o vinilo (edición muy chula la del vinilo por cierto).

Y ya nos preparabamos para el plato fuerte. Se retrasó un poco debido a algunos problemillas técnicos, pero así nos dió tiempo para ir a la barra a por algo de avituallamiento.

El setup de los ingleses fue completamente diferente al de Sónar. Batería acústica y sin más visuales que la iluminación de la sala. Quedábamos a expensas de lo que el grupo expresara a nuestros oídos.
Y empezaron, muy fuerte, con el tema que además inaugura su último LP y banda sonora del videojuego de Playstation No Man””””””””s Sky . Monolith hacía presagiar una noche movidita.
Seguido de Asimov otro de los tracks preferidos del grupo para interpretar dentro de este último trabajo. Ya a partir de ahí, el nuevo álbum desaparecería hasta bien entrado el concierto para hacernos disfrutar joyas de sus anteriores discos. Y es que, aunque ya tienen 8 Lps en el mercado (bastante bien valorados por la crítica y los compradores), mucha gente no se hace a la idea, debido a su aparición este año, absolutamente mainstream, gracias a Sony.

Varias cosas destacaron del concierto. La primera, la recuperación aparentemente completa del hombro de Joe-Fro, uno de los compositores del grupo. La segunda y casi más importante, lo bien que suenan con una batería acústica en directo (una pena que a pesar de lo cerquita que estabamos del escenario, la luz no acompañó demasiado para poder ver los movimientos estratosféricos de control de la batería de Rob Jones).
La tercera e impactante. Como la gente allí congregada se reunió para realmente disfrutar de la música del grupo. Pudimos escuchar a la gente chistar a las personas más escandalosas mientras las canciones llegaban a sus pasajes más íntimos y tranquilos. Y no, no es que los escandalosos fueran unos bandarras, pero la concentración el público en la música fue tal, que cualquier cuchicheo molestaba los acordes de Paul Wolinski al piano. Incluso a los artistas se les veía cara de asombro al escuchar los chisteos.
El punto álgido fueron sin duda Supermoon de su último LP, y Retreat! Retreat! Sin olvidar, ni desmerecer otros hits como Radio Protector, Unmake the WIld Light, Sleepwalk CIty y Prisms (de nuestras favoritas). Nos tuvieron a todos absolutamente hipnotizados. Un estado que de vez en cuando un par de personas entre el público y de manera agradable (entre ellas el que suscribe) se encargaban de sacar unas palmas y unos gritos de ánimo para los artistas, jaleando mientras preparaban los instrumentos de una canción a otra. Pero rápido volvíamos a ser víctimas de losflautistas de Hamelin en cuanto los primeros compases asomaban.

Tocaron más temas, por supuesto. Aunque nos quedamos sin escuchar dos pepinacos de composiciones que si tocaron en otras ciudades como son las canciones Debutante y End of the World Sun

Podríamos seguir escribiendo largo y tendido sobre sensaciones del concierto y de los que allí nos encontrabamos, pero aún tenéis la posibilidad de escucharles estos días, hoy en Vigo y mañana en Zaragoza y opinar por vosotros mismos.
Tenéis que ir aunque sea porque nosotros no podemos desplazar hasta allí esos días.

Recomendadisimo!