Eats Everything y Andrés Campo enloquecen Input 

Autor: EKAI

A diferencia de la última ocasión que escribí en esta sección, esta vez, cuando me ha tocado cubrir el ‘All Access Area’, ha sido en un club que conozco muy bien: Input. Es el club al que seguramente más veces haya ido desde que resido en Barcelona, puesto que su situación – en pleno Poble Espanyol –, su implacable programación fin de semana tras fin de semana y su sonido Funktion-One – al que le sacan un partido increíble – hacen que sea una apuesta segura para disfrutar de la electrónica más vanguardista en un ambiente inmejorable. Además, la visita de un artista todo-terreno como Eats Everything a la Ciudad Condal era un plan que apetecía y mucho.

De todas las salas que he visitado y no sólo ciñéndome a Barcelona, Input está claramente en mi top. Es un sitio al que de verdad recomiendo ir si te gusta la electrónica o simplemente si quieres pasar un buen rato. Cuando han venido amigos a visitarme siempre les llevo ahí y todos quedan impresionados al entrar a la sala, ya que no te esperas lo que te vas a encontrar tras pasar las puertas que tan característico hacen al Poble Espanyol.

Nada más entrar y como si de un déjà vu se tratase estaba sonando ‘Downtown Beat’ de Baum & CAAL, el mismo track que escuché la primera vez que puse un pie en la sala. Un track increíble por lo bien que funciona y encima, si quien lo pone es alguien como Hitch, residente de Input que conoce la plaza al milímetro, poner la pista del revés está asegurado. Dicho y hecho. En cuanto sonó el peculiar sinte que hace al track tan característico, Input estalló en gritos, lo que hizo que me diera cuenta lo llena que estaba la sala para ser tan solo la 1:30 y estar empezando la noche.

Al ‘Downtown Beat’ le siguieron varios temas más bien de transición, que no hicieron otra cosa que mantener la pista caliente, pero sin pasarla de revoluciones, algo de apreciar en un residente que sabe que la noche es para el invitado. Y es que, en cuanto el técnico le montó el set-up a Eats Everything y el artista inglés se puso al mando el discurso musical cambió por completo. La elegante sesión de Hitch dejó paso a un festival lleno de energía, que volvió loco al público aún a riesgo de hacer la sesión predecible.

En cuanto el DJ invitado tomó las riendas de la cabina apareció a su lado Andrés Campo, quien había sido anunciado como Secret Guest y quien previamente acompañó a Eats Everything en Room FM, una serie de sesiones que se emiten vía streaming. La gran amistad que les une se hizo patente durante la sesión que ambos se marcaron, en formato ‘back to back’, dejando constancia de esa buena sintonía entre ambos.

Antes de que la sesión llegase a su fin y ante la previsible avalancha que se formaría al salir, hice uso de la técnica del ghosting – tradicionalmente conocido como bomba de humo – satisfecho por lo oído, esperando con ansias la próxima ocasión en la que volver a visitar Input.